Las tecnologías de vigilancia son ocupadas para violar los derechos humanos de comunidades indígenas y personas defensoras de la tierra en América.

Recolectamos evidencia pública sobre cómo las tecnologías de vigilancia han sido usadas sistemáticamente por los Estados y actores privados para vulnerar derechos humanos. En un contexto de colapso medioambiental mundial, este es un testimonio de cómo las tecnologías de vigilancia han contribuido a ese desastre.